Violonchelo

https://www.camillethomas.com

El optimismo, la vitalidad y la exuberancia alegre son algunos de los ricos elementos de la personalidad de Camille Thomas. La joven violonchelista franco-belga, que firmó un contrato exclusivo con Deutsche Grammophon en abril de 2017, entiende el poder del arte para unir a las personas, para unir a individuos de diversas culturas, países y orígenes. Su carismático arte está impulsado por la pasión por la vida y el deseo de inspirar a otros a abrir sus corazones a la maravilla y la emoción de la música clásica. «Creo firmemente que la música tiene el poder de agrandar el corazón, de hacerte sentir todo con más intensidad», dice. «La música da esperanza para la belleza y la grandeza del alma humana.”

Voice of Hope, su segundo álbum con Deutsche Grammophon, fue lanzado  internacionalmente el 5 de junio de 2020. La pieza central es la grabación del estreno mundial del Concierto para violonchelo y orquesta «Never Give Up» de Fazil Say, una respuesta a los ataques terroristas en París y Estambul, escrito expresamente para Thomas, que dio su estreno mundial en París en abril de 2018. El álbum, grabado con la Filarmónica de Bruselas y los directores Mathieu Herzog y Stéphane Denève, incluye también Kol Nidrei de Bruch y una serie de conmovedores arreglos de obras de compositores desde Purcell a John Williams, pasando por Gluck, Bellini y Wagner, entre otros. También es el primer álbum clásico grabado en colaboración con UNICEF, que refleja el deseo de la violonchelista de ayudar a los demás a través de su música.

Su álbum debut con Deutsche Grammophon, publicado en octubre de 2017, presentaba obras líricas para violonchelo y orquesta del período romántico francés, como el Concierto para violonchelo Nº 1 Op.33 de Saint-Saëns y la exquisita «Les larmes de Jacqueline» – Harmonies des bois Op.76 de Offenbach. Grabado con la Orquesta Nacional de Lille y el director Alexandre Bloch, el álbum incluyó apariciones de invitados como Rolando Villazón y Nemanja Radulovic y recibió una amplia aclamación de la crítica (Gramophone: «Thomas» produce un sonido que sólo puedo comparar con beber chocolate caliente: delicioso, cálido, lleno de sabor. Sabes de inmediato que estás en buenas manos»).

Camille Thomas nació en 1988 en París. Empezó a tocar el violonchelo a la edad de cuatro años y progresó tan rápidamente que pronto tomó clases con el aclamado maestro Marcel Bardon. En 2006 se trasladó a Berlín para estudiar con Stephan Forck y Frans Helmerson en la Hanns Eisler Hochschule für Musik, continuando su formación con lecciones de posgrado de Wolfgang-Emanuel Schmidt en la Franz Liszt Hochschule für Musik de Weimar.

Antes de dejar la escuela de música, hizo sus primeras actuaciones en lugares tan prestigiosos como la Salle Gaveau y el Théâtre des Champs-Élysées de París, el Victoria Hall de Ginebra y el Centro de Música de Jerusalén, y recibió invitaciones inmediatas para volver. La madurez artística de la joven violonchelista también le valió el éxito en una serie de concursos. Su avance internacional se produjo en febrero de 2014 cuando fue nominada para el premio «Revelación del Año» en la 21ª edición de las Victoires de la Musique Classique, el equivalente francés de los premios Grammy®. Ocho meses después fue nombrada ganadora del concurso de Nuevos Talentos de 2014 patrocinado por la Unión Europea de Radiodifusión. A continuación, triunfó en la categoría de «Joven Solista del Año» en los premios C’est du Belge 2016 de la RTBF, elegidos en colaboración con Paris Match, y en enero de 2018 fue seleccionada para la prestigiosa lista «30 under 30» de Forbes.

El encanto natural de Thomas ha cautivado a las audiencias de televisión durante sus apariciones en programas como Le Journal de 20h de TF1, Morgenmagazin y Weihnachten mit dem Bundespräsidenten de ZDF, Titel Thesen Temperamente de ARD, Capriccio de BR, Metropolis de Arte, Kulturzeit de 3Sat y en el canal Deutsche Welle de Alemania. Apareció en Stars of Tomorrow de Arte, presentado por Rolando Villazón en febrero de 2016 y llegó a una audiencia internacional poco después, cuando medici.tv transmitió su concierto de debut en las Flâneries Musicales de Reims.

Además de su trabajo en solitario, Camille Thomas tiene una gran dedicación por la música de cámara. Su álbum de debut, A Century of Russian Colours, realizado con la pianista suiza Beatrice Berrut, se publicó en 2013 y fue aclamado por la crítica internacional. Su segundo álbum, Reminiscences, grabado con el pianista belga Julien Libeer y publicado en septiembre 2016 ganó el premio Echo Klassik 2017 a la mejor grabación de música de cámara del año (siglo XIX).

Lo más destacado de la temporada 2018-19 de Camille Thomas fue la interpretación de «Never Give Up» de Fazil Say con la Orquesta Sinfónica de Bretaña y el estreno belga del mismo concierto con la Orquesta Filarmónica Real de Lieja. También hizo varias interpretaciones del Concierto para Violonchelo de Lalo, especialmente en su aclamado debut con la Accademia Nazionale di Santa Cecilia. Su primera aparición en la Elbphilharmonie de Hamburgo fue igualmente exitosa, así como su residencia en el Festival de Ryedale en julio de 2019, que incluyó su debut en un concierto en el Reino Unido (Elgar, con la Orquesta de Opera North en Scarborough).

En septiembre de 2019 se anunció que la Nippon Music Foundation prestaba a Thomas el «Feuermann» Stradivarius por un año . Posteriormente viajó a los Estados Unidos, donde interpretó el Concierto para violonchelo de Elgar con la Orquesta Sinfónica de Illinois, y dio un recital en solitario en Mount Vernon (Illinois) y dos recitales con el pianista Julien Brocal, el segundo en el Ayuntamiento de Nueva York. De vuelta en Europa, dio el estreno austriaco de «Never Give Up» en el Mozarteum de Salzburgo. También visitó recientemente el Oriente Medio, interpretando las Suites para Violonchelo de Bach en la Ópera de Dubai.

Entre los recientes proyectos figuran dos conciertos en el Festival Internacional de Violonchelo Piatigorsky en Los Ángeles , un recital de “ Voice of Hope “ con Julien Brocal en el Festival de Música de Savannah, el Concierto para violonchelo de Elgar en la Filarmónica de Essen con la Filarmónica de Essener y en Bielefeld con la WDR Sinfonieorchester así como conciertos con Daniel Hope en Berlín y Dresden.